Affordance: El buen diseño es intuitivo

Muchas veces podemos pensar que el mejor diseño es el que posee más elementos, muchos detalles que a nuestro parecer lo hacen interesante, sin embargo, lo que hace un diseño verdaderamente inolvidable es la sencillez de su uso. 

Mientras más clara quede su funcionalidad para el usuario, más memorable será. 

La realidad es que en la necesidad de ofrecer algo extremadamente vanguardista, perdemos de vista lo más importante: la comodidad del usuario. Sin embargo, es importante no olvidar el objetivo del diseño de los productos, que esencialmente es ser utilizados por las personas. Explotar el poder de la percepción para hacer las cosas cotidianas más intuitivas y, en general, más utilizables se llama Affordance.

El concepto fue propuesto originalmente por el psicólogo estadounidense, James Gibson, pero a finales de la década de 1980, Donald Norman sugirió que se aprovechen las posibilidades en el diseño. La sugerencia resonó fuertemente con la preocupación de los diseñadores por hacer que los posibles usos de sus productos fueran inmediatamente obvios. 

No se trata de limitar la creatividad o encerrarnos en los diseños más predecibles, sino de hacer agradable la experiencia del usuario. Un diseño muy extravagante puede resultar impactante en un principio, pero si su uso es complejo o incómodo, será memorable pero no por las razones esperadas.

Con lo que ha ocurrido en el último año, nos damos cuenta de la importancia que ha ido tomando la comodidad y la llamada UX (User experience). Esto aplica totalmente al mobiliario, elementos y tecnologías que deseemos implementar en los espacios. Hacernos preguntas como: ¿Es de fácil uso? ¿Es cómodo? ¿Esto hace los procesos más eficientes o cumple con los objetivos del espacio? 

En IHO te ofrecemos las mejores soluciones para tus espacios. Tenemos marcas cuyo diseño siempre toma en cuenta aspectos como Affordance y UX.