HSBC Mexico e IHO: una alianza en evolucion

El 2020 fue para el banco HSBC México un año de muchos retos y cambios, al igual que para muchas organizaciones. Tanto a nivel corporativo como en sus sucursales la forma de trabajar se transformó. Esta evolución se logró gracias al acompañamiento de IHO, tanto en la adaptación de oficinas existentes como en nuevos proyectos de sucursales. 

Un aspecto clave de la colaboración de IHO, como expertos en mobiliario, fue que supo facilitar soluciones para el plan de transformación 2020 que HSBC México se planteó, algo que va desde cómo se atiende a los clientes por medio de las “sucursales del futuro”, las cuales están enfocadas en el cambio tecnológico y la atención al cliente. Esto requería, a su vez, de un nuevo concepto de mobiliario tanto para clientes como para colaboradores. Las áreas de espera en sucursales son ahora mucho más amplias y cómodas. La orientación, guía y acompañamiento de IHO, de acuerdo a las dinámicas y necesidades del espacio y sus usuarios, más que sólo proveer el mobiliario es un elemento fundamental en este tipo de proyectos. Además, IHO trabaja con otros elementos y soluciones. 

La idea de “sucursal del futuro” de HSBC México requirió de al menos año y medio para desarrollarse ya que implicaba comprender a cabalidad la logística de cada sucursal, la experiencia de los colaboradores y la atención a los clientes en estas. La integración de un equipo conformado por personas de diferentes áreas posibilitó el diseño. Además de la funcionalidad del diseño y del mobiliario, la imagen que estos transmiten a quien entra a cada sucursal es de gran importancia y esta es, precisamente, una de las especialidades de IHO, que integra la estética, el mensaje que la marca quiere transmitir, la funcionalidad y el bienestar de los usuarios en su visión, aportando significativamente el lo que se refiere a logística. La propuesta que IHO le hizo a HSBC México se adaptó así a las necesidades integrales del proyecto en lugar de empujar a que el proyecto se adaptara a una visión puramente estética o puramente funcional, como muchas veces sucede.

IHO, como aliado estratégico, es quien le da el toque final a los proyectos y en HSBC México, donde un aspecto crucial es que todo se lleve a cabo en tiempo, su capacidad de respuesta es fundamental. El desarrollo de esa logística no es sencillo pues en México hay 960 sucursales de HSBC México –desde Baja California hasta Yucatán– y el diez por ciento de estas se está remodelando cada año y IHO ha sabido adaptarse a ello. Cuando los miembros de la alianza no comparten la visión y las prioridades, la colaboración no puede ser exitosa.

El proceso de planeación es otro elemento importante de este proyecto. HSBC México comparte su planificación con IHO para que esta pueda realizar su planeación interna acorde. De este modo, las metas de ambas organizaciones convergen. Para ello se llevan a cabo reuniones de planificación cada seis meses. Y si bien esta colaboración lleva ya una década, las dos partes de esta alianza estratégica comprenden la importancia de irse transformando y adaptando a los cambios, algo que han sabido hacer el último año a partir de la pandemia y con las “sucursales del futuro”.