IHO: UNA ALIANZA ESTRATEGICA QUE LOS LIDERES DE LA INDUSTRIA BUSCAN

IHO es una firma dedicada a la comercialización de líneas de diseño de mobiliario, iluminación, acabados y accesorios.

Es un aliado estratégico para firmas de arquitectura y proyectos de interiorismo corporativo y comercial, como ATXK, CBRE, HSBC México y O2. La experiencia de crear sinergias entre visiones para desarrollar proyectos ambiciosos, estéticos y funcionales es recogida aquí de varios líderes en el campo, quienes forman parte de organizaciones mexicanas de renombre.

La vision detras de las firmas

Adrián Ruano es el socio fundador y director general de ATXK, un grupo constructor de interiores con presencia en México y Colombia que se dedica al interiorismo corporativo y construcción para retail. Uno de los distintivos de ATXK es su visión única de crecimiento.

“El trabajo del grupo es un trabajo de equipo y crecer significa brindarle la oportunidad a los colaboradores, los atexkos, para desarrollarse dentro de la empresa.”

Adrían Ruano

Con más de 250 colaboradores en Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México y Bogotá, el crecimiento tanto en cantidad de trabajo como en alcance geográfico ha sido el resultado de pasos pequeños y conscientes centrados en la mejora de sus prácticas y de sus posibilidades por medio de una visión de curvas de aprendizaje e incentivos. Lo anterior implica también tener la capacidad de identificar y reclutar a expertos para cada una de las divisiones de la empresa. Para Adrián, la empresa solo puede desarrollarse si cuenta con las personas idóneas dentro de su equipo, verdaderos expertos en la totalidad de sus áreas.

Enrique García es el Director de Construcción y Proyectos de Inversión para HSBC México. Ingeniero civil de profesión, Enrique disfruta mucho lo que hace, ya que aporta al crecimiento de la institución y su trabajo impacta directamente la mejora del servicio al cliente. Para Enrique, la mayor satisfacción y retribución del trabajo es la de contribuir al bienestar de las personas, algo que le transmite a sus colaboradores.

“Hacemos lo que hacemos para servir a alguien.”

Enrique García

Por su parte, Jorge Armendáriz Serrano, socio director y director comercial de O2, considera que la experiencia en todos los aspectos relacionados al campo es fundamental para llegar tener una firma de renombre. Él mismo ha pasado del sueño de proyectos a la parte comercial, para poder abarcar también los aspectos de negocios y de recursos humanos. Considera que el trato con las personas, a lo interno de la organización es clave y es una “ciencia oculta”. Considera que el concepto de emprendedurismo es muchas veces mal entendido.

“Se cree que tiene que ver con agallas o con la capacidad aventarse pero realmente una empresa se forma y se hace crecer con valores, buenas estrategias, calidad de trabajo, aprendiendo a adaptarse a diversas situaciones y cambios constantes.”

Jorge Armendáriz

Para Jorge, el trabajo del arquitecto puede ser entendido como el de un mediador pues es quien le tiene que dar voz a todas las personas involucradas en un proyecto, así, también se convierte en psicólogo, asesor de estrategia corporativa y asesor financiero.

Eduardo Del Razzo es project manager de CBRE, una empresa de asesoría, inversión y soluciones inmobiliarias. Estuvo involucrado en la asignación al proyecto de L’oréal, el cual se realizó en colaboración con IHO. El principal reto de este proyecto, dice, fue comprender en detalle lo que estaba buscando L’oréal y llegar al layout idóneo, algo completamente funcional. Esto implicó un esquema de trabajo distinto, innovador, en espacios flexibles y áreas abiertas que a la vez se adaptara a la cultura mexicana de trabajo, acostumbrada a espacios más definidos, algo que fue posible gracias al mobiliario adaptado por IHO. Algo que resalta Eduardo es que IHO tiene como ventaja la versatilidad de marcas que maneja, lo que hace que pueda resolver casi cualquier necesidad de los clientes.

Por otro lado, uno de los aspectos que Adrían Ruano considera valiosos de IHO es que comparte valores con ATXK, no solo a nivel comercial. Son “empresas que creen en el colaborador y que le dan un valor agregado a los proyectos”, subraya. Uno de los mayores logros conjuntos entre ATXK e IHO es precisamente el proyecto de L’oréal, para el cual se conformó un equipo, con una firma de arquitectura, “los mejores jugadores del medio”, dice. Adrián se siente muy satisfecho con cómo se ha implementado este proyecto que ahora se está concluyendo, el cual considera que en general fue una gran experiencia.

“La clave para seguir conquistando mercados son las alianzas estratégicas.”

Adrían Ruano

Enrique García, de HSBC México, apunta que IHO los ha acompañado durante los últimos 10 años, desarrollando sus espacios. Como organizaciones, se han ido adaptando juntas a nuevos momentos, han atravesado crisis y retos, como la de la pandemia. IHO, señala, les ha ayudado a desarrollar los espacios acorde a la evolución natural del banco.

IHO también es un aliado estratégico de O2. Según narra Jorge Armedáriz, ambos proyectos tienen una historia paralela. Surgieron en épocas muy cercanas y su alianza fue motivada en gran parte por el deseo de crecer juntos. Además, comparten mucho de su visión: el interés en el diseño desde el punto de vista tanto estético como funcional que va más allá del negocio. “Lo que interesa es que el proyecto sea único y el resultado idóneo para los clientes, así como que se haga un aporte de innovación en el campo desde cada uno de los proyectos que desarrollan”, expresa Jorge, quien agrega:

“Hoy sabemos que necesitamos de la asesoría especializada de IHO para combinar el concepto general con los productos y soluciones de IHO. Es una simbiosis como valor total de los procesos”.

Con la pandemia y el home office –ese “río caudaloso que aún estamos atravesando”– surgieron muchos retos. Adrían piensa que la oficina se tiene que reinventar, pero no va a desaparecer y sabe que tanto ATXK como IHO sabrán adaptarse a las diversas necesidades y soluciones que vayan surgiendo en un futuro próximo.

Enrique García, por su parte, considera que se debe pensar cómo van a ser las oficinas del futuro pues, para él, la forma actual de trabajar llegó para quedarse. “La gente no va a regresar a los corporativos al 100% ni a trabajar de manera tradicional en una estación de trabajo por 8 horas”, expresa. La realidad es que la mayoría de las organizaciones están trabajando de manera remota con éxito, con adaptación, lo cual le ha permitido a las personas manejar mejor su tiempo, ser más productivas trabajando de manera remota pero también están más satisfechas con lo que hacen y con la empresa con la que trabajan ya que tienen más tiempo para su vida personal. “En la medida que hagamos espacios que se adapten más a las necesidades de los colaboradores y escuchemos lo que la gente necesita para brindarles el espacio de trabajo idóneo, las empresas tendrán más éxito; es ahí a donde se debe evolucionar en materia de espacios”, concluye Enrique.

La pandemia ha acelerado un proceso que ya se traía desde hace varios años, como lo señala Jorge de O2. Es un proceso que ha tenido que ver con simplificar, sin sacrificar el bienestar, los conceptos de oficina y hacerlos más dinámicos. En ese sentido, la industria ya estaba en gran parte preparada para esa transformación. No obstante, “se tuvo que hacer en un año lo que se hubiera logrado en 10 en cuanto al cambio de mentalidad”, anota Jorge. Esto va a implicar un modelo combinado de trabajo en casa y espacios físicos flexibles para la colaboración. Una tendencia que está surgiendo en México, por ejemplo, es la de cambiar de un espacio corporativo de 300mts2 a pequeños hubs de trabajo repartidos en diferentes zonas estratégicas de la ciudad de modo que los colaboradores que viven cerca tengan un espacio de trabajo sin tener que hacer 2 horas o más de tráfico. Esto enfoca más la atención en los usuarios. Como enfatiza Jorge, “es un logro que va a aterrizar eventualmente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =